NOMBRE


No me quedan lágrimas en el corazón.
No me quedan palabras para llegar a tu corazón.
No me queda nada que no te haya dado ya.
No me queda nada que no te haya dedicado ya.
No me queda nada que darte.
Solo tengo mi alma.
Solo tengo mis ojos.
Solo tengo mis caricias.
¿Serán bastante para ti?
Tu nombre vive en mis labios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GUARDADO